viernes, 2 de diciembre de 2016

Ayshel en diciembre: día 2

Ah, distinctly I remember it was in the bleak December,
And each separate dying ember worught its ghost upon the floor."
The Raven, Edgar Allan Poe

Mis noches están siendo perturbadoras. No es culpa del frío de diciembre, porque las gruesas mantas siempre son un alivio.

La culpa fue de mi maldita alma, porque va más allá de mi lógica durante el día. Ella decide crear historias catastróficas que se alimentan de los rayos de luna y derriten mis acaramelados sueños y los convierten en materia gris. Y todavía duele, me duele. Y todavía, me cuesta un poco dormir.

Pienso en que me duelen los pulmones, la espalda aunque quizás lo que más grave esté, sea mi corazón.

Y todavía espero que deje de doler. Y todavía, espero que me cueste un poco menos, dormir.

***
Hola a todos, soy Ayshel y padezco hipergrafía.

O al menos lo simularé, durante un mes, diciembre, el que siempre es feliz para mí. Para que no deje de serlo y para que la palabra escrita sea lo único que me alivie en caso de curvas. 31 días para hablaros de mis demonios personales y de mis pasiones más intensas. 31 días para que os sintáis reconfortados, soñando sobre el agua.
Image and video hosting by TinyPic

No hay comentarios:

Publicar un comentario