sábado, 15 de octubre de 2016

Colectivo Detroit: Le métèque de George Moustaki


Veinticinco años después, con barba y camisas anchas, él le esperaba. Ambos se conocieron con quince años, él ya llenaba plazas con su voz, pero eso no fue el motivo de su primer encuentro.
 Sino una excursión, más allá de las imaginarias fronteras que dividen el mundo.
 Su amigo tenía grandes esperanzas, especialmente una, aquella que le contaba día tras día, desde que se vieron las caras: quería vivir en un mundo en el que la procedencia, no fuera objeto de burlas.

Cuando volvieron a verse, él era mucho más extranjero. ¿Acaso era posible sentirse un desconocido, en su propio cuerpo? Por lo visto, sí lo era. Hacía tiempo que ya no brincaba en los escenarios y que la vida en soledad, le había borrado su sonrisa. El encuentro se produjo en el hipotético país de él.

-Gracias por haberme esperado, todo este tiempo.-dijo su amigo.
-Gracias por haberte decidido a venir, te necesitaba. Ya sé que la procedencia, el lugar y las fronteras, te traen sin cuidado, pero necesito tu ayuda. Verás... Después de todo este tiempo...
-Veinticinco años.
- Sí, veinticinco años y no has cambiado nada. Sin embargo, ya me ves... No logro reconocerme en el espejo, he cambiado tantísimo. Ya no soy lo que era.
-¿Quieres decirme que te sientes intruso de ti mismo? Esto es muy grave. Menos mal que se te ha ocurrido llamarme. Esto se soluciona rápido.

Y entonces, los dos pisaron todos aquellos lugares que habían pisado la primera vez y se podría decir que su amigo, el extranjero fue el único que le enseñó a encontrarse, y que lo consiguió.

***
Volvemos a investigar sobre la relación entre música y literatura. Esta vez, el ejercicio consiste en escoger una canción, estudiar su letra, y escribir una breve reinterpretación. Cuanto más alejada esté del significado original de la canción, al menos el que hayamos entendido/conozcamos, mejor. Un poco lo que hicimos con las obras de arte en un ejercicio anterior.

Es un ejercicio completamente libre, sin restricción de longitud o sintáctica alguna.

He elegido la canción Le métèque de Georges Moustaki porque además de que me transmite muchas sensaciones, de hecho ya hablé de ella el año pasado
tiene un mensaje que nunca deberíamos olvidar: todos somos extranjeros más allá de la frontera imaginaria de nuestros países, pero ante todo, somos personas destinadas a compartir buenas experiencias, unidos.

Mi interpretación se basa en dos personajes que se sienten extranjeros: el primero cumple con el significado que le da Georges Moustaki, pero el segundo, no reconoce su cuerpo y por eso también se siente un forastero, en este caso, de sí mismo.

Esperamos que disfrutéis este ejercicio tanto como nosotras :) No dejes de visitar el ejercicio de Jen en Quiero ser como Maude, el de Adri en Billete de cercanías, el de Noelia en La chica del pelo rojo y el de Bea en Cuervo albino.
Las instrucciones:

1. Leer el “enunciado” del ejercicio.
2.Interpretar el “enunciado” del ejercicio libremente.
3. Escribir lo que te sugiera. Inspirado en una canción.
4. Publícalo en tu espacio.
5. Cuéntanoslo para que podamos enlazarte tanto en los comentarios como por las redes sociales.
6. No olvides usar el hashtag #ColectivoDetroit, y disfrutar la participación al máximo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario