lunes, 31 de octubre de 2016

Colectivo Detroit: Personificando a un cartón.

Creo que hoy, tendré la oportunidad de encontrar pareja. Los humanos son verdaderamente estúpidos, nunca les importa un trozo de cartón como yo, pero cuando hay que comunicar un mensaje que consideran imprescindible, me rallan, me cortan y me llevan en sus hombros como su mayor posesión. Por suerte, he quedado guapo. Todavía me acuerdo del desastre que le hicieron a mi tía Cartulina, le pusieron un mensaje lleno de faltas de ortografía.

Los humanos siempre hacen lo mismo, se les ven las intenciones a kilómetros. Ahora me llevarán al aire libre, donde por suerte conoceré a más gente de mi especie. Cuando todos las personas se aplasten entre multitud de cartones y cartulinas, tendré oportunidad de pasar a la acción y de hablar con alguna pancarta con letras fosforescentes. Son encantadoras.

Espero que no llueva.

Resultado de imagen de pancarta mani

Fuente
                                        ***
Esta semana os proponemos crear una personificación. En otras palabras, dar voz a algo que no la tenga o sea ininteligible. Podéis elegir un espacio, lugar, objeto, animal: el Corte Inglés, los calcetines de tu ex, el periquito del vecino. Y ya está, no tenemos más condicionantes.

Requisitos:

- Narrado en primera persona
- Que el texto no sea la voz / pensamiento de un ser humano.

Ya sabéis de sobra las instrucciones para participar:

1. Leer el “enunciado” del ejercicio.
2.Interpretar el “enunciado” del ejercicio libremente.
3. Escribir lo que te sugiera. Protagonizado por un ser inanimado.
4. Publícalo en tu espacio.
5. Cuéntanoslo para que podamos enlazarte tanto en los comentarios como por las redes sociales.
6. No olvides usar el hashtag #ColectivoDetroit, y disfrutar la participación al máximo.


No olvidéis que podéis escribirnos a colectivodetroit@gmail.com con dudas, propuestas, historias... Volveremos el 8 de noviembre. De momento, no dejéis de leer el ejercicio de Adri en Billete de Cercanías, el de Jen en Quiero ser como Maude y el de Noelia en La chica del pelo rojo.


miércoles, 19 de octubre de 2016

¿Qué estoy escuchando? #4

Como me encanta esta sección de recomendaciones musicales, os presento esta entrada, dedicada a las canciones que están convirtiéndose en mi otoño:

1. Don't Look Back in Anger de Oasis.
Tengo que reconocer que conocí este tema a final del verano y que el principio recuerda descaradamente a Imagine de John Lennon. Eso sí, siempre que empieza el estribillo me siento obligada a gritarlo. Posiblemente, la frase de "so I start a revolution from my bed" es la que más aprecio de toda la canción.





2. People Always Look Better In The Sun de Soko y June de Genry Gene.
Conocí ambas canciones por un vídeo del canal de Etheriel. Las dos se asemejan bastante al concepto de música indie que en este último año tanto me ha abstraído. También las relaciono bastante con el otoño, pues son muy relajantes y están acorde con esta época más introspectiva.



3. Heaven Knows I'm Miserable Know de The Smiths.
 Quizás no hubiera sabido de la existencia de este tema de The Smiths si no hubiera sido por el ejercicio que Adriana (@hadripv) hizo para el #ColectivoDetroit de esta semana. Creo que me he aficionado a esta canción porque tiene un sentido especial con la última frase de su ejercicio.


También este otoño he escuchado Le métèque de Georges Moustaki que es una canción que suelo ubicarla entre el verano y el otoño pero ya he hablado bastante de ella aquí:
Image and video hosting by TinyPic
¿Qué estoy escuchando? #2
Colectivo Detroit: Le métèque de Georges Moustaki




sábado, 15 de octubre de 2016

Colectivo Detroit: Le métèque de George Moustaki


Veinticinco años después, con barba y camisas anchas, él le esperaba. Ambos se conocieron con quince años, él ya llenaba plazas con su voz, pero eso no fue el motivo de su primer encuentro.
 Sino una excursión, más allá de las imaginarias fronteras que dividen el mundo.
 Su amigo tenía grandes esperanzas, especialmente una, aquella que le contaba día tras día, desde que se vieron las caras: quería vivir en un mundo en el que la procedencia, no fuera objeto de burlas.

Cuando volvieron a verse, él era mucho más extranjero. ¿Acaso era posible sentirse un desconocido, en su propio cuerpo? Por lo visto, sí lo era. Hacía tiempo que ya no brincaba en los escenarios y que la vida en soledad, le había borrado su sonrisa. El encuentro se produjo en el hipotético país de él.

-Gracias por haberme esperado, todo este tiempo.-dijo su amigo.
-Gracias por haberte decidido a venir, te necesitaba. Ya sé que la procedencia, el lugar y las fronteras, te traen sin cuidado, pero necesito tu ayuda. Verás... Después de todo este tiempo...
-Veinticinco años.
- Sí, veinticinco años y no has cambiado nada. Sin embargo, ya me ves... No logro reconocerme en el espejo, he cambiado tantísimo. Ya no soy lo que era.
-¿Quieres decirme que te sientes intruso de ti mismo? Esto es muy grave. Menos mal que se te ha ocurrido llamarme. Esto se soluciona rápido.

Y entonces, los dos pisaron todos aquellos lugares que habían pisado la primera vez y se podría decir que su amigo, el extranjero fue el único que le enseñó a encontrarse, y que lo consiguió.

***
Volvemos a investigar sobre la relación entre música y literatura. Esta vez, el ejercicio consiste en escoger una canción, estudiar su letra, y escribir una breve reinterpretación. Cuanto más alejada esté del significado original de la canción, al menos el que hayamos entendido/conozcamos, mejor. Un poco lo que hicimos con las obras de arte en un ejercicio anterior.

Es un ejercicio completamente libre, sin restricción de longitud o sintáctica alguna.

He elegido la canción Le métèque de Georges Moustaki porque además de que me transmite muchas sensaciones, de hecho ya hablé de ella el año pasado
tiene un mensaje que nunca deberíamos olvidar: todos somos extranjeros más allá de la frontera imaginaria de nuestros países, pero ante todo, somos personas destinadas a compartir buenas experiencias, unidos.

Mi interpretación se basa en dos personajes que se sienten extranjeros: el primero cumple con el significado que le da Georges Moustaki, pero el segundo, no reconoce su cuerpo y por eso también se siente un forastero, en este caso, de sí mismo.

Esperamos que disfrutéis este ejercicio tanto como nosotras :) No dejes de visitar el ejercicio de Jen en Quiero ser como Maude, el de Adri en Billete de cercanías, el de Noelia en La chica del pelo rojo y el de Bea en Cuervo albino.
Las instrucciones:

1. Leer el “enunciado” del ejercicio.
2.Interpretar el “enunciado” del ejercicio libremente.
3. Escribir lo que te sugiera. Inspirado en una canción.
4. Publícalo en tu espacio.
5. Cuéntanoslo para que podamos enlazarte tanto en los comentarios como por las redes sociales.
6. No olvides usar el hashtag #ColectivoDetroit, y disfrutar la participación al máximo.

jueves, 6 de octubre de 2016

Colectivo Detroit: Com serà Cecília?

Cecília es nombre de mujer en catalán. Como también son mujeres sus amigas Natàlia o Aloma, aunque este último, sea un nombre mucho más simbólico. Todas ellas son heroínas en una vida donde lo único bonito es como la madre de todas ellas, Mercé Rodoreda,  piensa en la parte menos turbia de sus historias.

  Fuente         
De Cecília solo sé, que estaba en el carrer de les Camèlies. Que era un bebé sin padres. Que tal vez permanecía sola, por quienes eran ellos. Que ya de bebé tenía una mirada risueña y graciosa, y que su amor a la vida resultó su salvación.

El futuro, será malo y doloroso para ella. Pero siempre le gustará la música, que querrá escuchar, mientras tiene una camisa con los botones cosidos. Será inocente pero no ilusa. Y de esa manera, nunca le engañarían. O quizás sí.

Lo que está claro de Cecília es que será una mujer, que en el pasado estuvo sola. Será una mujer que siempre podrá comprender, que se ha hecho a sí misma y que las riendas de su vida, le pertenecen. Serán por y para ella. Sin medias tintas. Sin ningún 
tipo de dudas, pero sintiendo demasiado dolor.

                                                                                                        
+++

El reto que os proponemos esta semana es escribir un texto SIN verbos dinámicos. Por verbos dinámicos entenderemos todos aquellos que impliquen semánticamente un movimiento (correr, zarandear, ir, venir, …)

Por lo tanto, nuestro texto deberá estar escrito empleando exclusivamente verbos estáticos/estativos ( ver, brillar … ). Se trata de salir otra vez de ese sillón cómodo y descubrir qué podemos llegar a escribir ante tales dificultades. 

Aquí tienes unos ejemplos que pueden servirte de ayuda:

http://www.ejemplos.co/20-ejemplos-de-verbo-de-estado/ 

No es imposible, mira lo que ha escrito Adri en Billete de cercanías. También Jen ha hablado sobre una chica en Quiero ser como Maude . Y también el de Noelia en la chica del pelo rojo.

He pensado que los textos de tipo descriptivo se dan más a utilizar verbos estativos. He escrito un texto de estas características porque no quería hacerlo más difícil, pero he escogido la descripción de un personaje literario que todavía no conozco, es Cecília Ce de El carrer de les Camèlies de Mercé Rodoreda. Obviamente mi Cecília será un personaje diferente del de la historia, pero he intentado que se parezca al máximo, a una heroína Roderiana.


Anímate a participar otra semana más, además ya te sabes las instrucciones:

1. Leer el “enunciado” del ejercicio.
2.Interpretar el “enunciado” del ejercicio libremente.
3. Escribir lo que te sugiera. Pero sin verbos de acción.
4. Publícalo en tu espacio.
5. Cuéntanoslo para que podamos enlazarte tanto en los comentarios como por las redes sociales.
6. No olvides usar el hashtag #ColectivoDetroit, y disfrutar la participación al máximo.

martes, 4 de octubre de 2016

Metas en la vida (with a scientist).

Como el Colectivo Detroit de Jen y Adri de  esta semana se publicará a las 22:00, me tomo un tiempo para contaros lo que me planteé hace ya algunas semanas.

Venía en el autobús de vuelta de un concierto con una oboísta que es científica y, después de hablar sobre variados temas, llegamos a ponernos existencialistas. Hablamos sobre nuestras perspectivas de vida, sobre nuestro lugar en el mundo. Un querido amigo llamado Charlie, decía que no podemos elegir de donde venimos pero sí adónde vamos.

No sé con qué empezó esta conversación, pero se  me sorprendió la capacidad de mi acompañante en definir su meta en la vida. Quiere estudiar física, para solucionar el problema de la pobreza energética en el mundo. Su aplomo me maravilló y no os contaré su plan para hacerlo, porque ella seguro que lo definiría y comentaría mejor, pero me hizo plantearme, de manera estricta, mi meta en la vida.

Siempre he pensado que quería ser profesora de inglés en el futuro, pero de ahí a pensar que ese era mi objetivo vital, todavía quedaban unas cuantas reflexiones por hacer. En fin, me alegro haberme encontrado con mi amiga científica porque me ha salido a la luz, algo que pensaba desde hace un tiempo, pero en lo que nunca había caído de esa manera tan nítida.

He aquí mi meta en la vida (poco original, idealista y irrealizable): FORMAR ALUMNOS, MEJOR DICHO FORMAR PERSONAS AUTÓNOMAS Y CREATIVAS, PARA QUE PUEDAN CONOCER CON MIRADA CRÍTICA, EL DESORDENADO MUNDO QUE NOS RODEA.

¿Sorprendidos? Sé que no soy la primera en tener esta meta en la vida. También sé que un mazazo de realidad puede hacer añicos en milésimas de segundo mis aspiraciones. Pero bueno, la parte positiva de que mi idea ya se haya descubierto, es que muchas personas creen en esto. y podemos ayudarnos los unos a los otros.

Por una educación que centre sus prioridades en algo más aparte de la memoria.



Comentad lo que os ha sugerido esta entrada y sí también, compartís aunque solo sea un poco, algo de lo que digo.

Image and video hosting by TinyPic