sábado, 31 de diciembre de 2016

Ayshel en diciembre: día 31


Corazón, confesor de mis soledades, este es el último día que te dedico este año.

 Gracias por ser el órgano capaz de originar y apaciguar al mismo tiempo mis taquicardias. Porque este año te he cogido con mi puño, cuando estas sacudidas eran verdaderos maremotos. Sin embargo, en ocasiones me estaba muriendo por tu calma, por tu monotonía y por mis rutinas silenciosas.

Gracias por haberme marcado el camino, porque no te has desviado ni un segundo, ahora estoy en la carretera que más se acerca al lugar donde quiero llegar, aunque en ocasiones se bifurque porque otros paisajes y deseos. Pues ellos también tienen derecho a ser observados y considerados.

Gracias por hacerme leer a fuego lento, mi pasado está lleno de multas por exceso de velocidad y ya no podía perder tantos puntos.

 Gracias por encender la radio cuando necesitaba que la música me salvara. Te salvara. Nos salvara. Y por arriesgarte, aunque tuviera que dar frenazos inesperados.

Gracias corazón por ser mi compañero de curvas, esperemos que en el 2017, hayan pocas.

***

Hola a todos, soy Ayshel y padezco hipergrafía.

O al menos lo simularé, durante un mes, diciembre, el que siempre es feliz para mí. Para que no deje de serlo y para que la palabra escrita sea lo único que me alivie en caso de curvas. 31 días para hablaros de mis demonios personales y de mis pasiones más intensas. 31 días para que os sintáis reconfortados, soñando sobre el agua.



viernes, 30 de diciembre de 2016

Ayshel en diciembre: día 30

Colectivo Detroit: Coherencia

"Soy una tía que sigue su senda
sin importarle las pisadas de otros,
que mira con ternura a los locos 
que siguen creyendo que cambiarán el mundo."
Amor Revólver, Loreto Sesma

Todavía era segunda hora de la mañana.  El profesor de matemáticas explicaba unas ecuaciones en la pizarra.  Eran pocos los alumnos que le estaban escuchando.  Tampoco ella era de las que le estaban atendiendo,  su misión consistía en leer a Loreto Sesma mientras miraba las pequeñas gotas de lluvia que se deslizaban por la ventana.  Porque en aquel día de Noviembre, llovía a cántaros.  De vez en cuando miraba indiscretamente la vacía mesa de Manuel.  Hacía una semana que no venía a su clase y su recuerdo había empezado a apenarle. 

Al mismo tiempo, David se tomaba un café por rutina, se vestía y salía a la calle. Se llevaba hospedando desde hacía un par de días en  casa de una persona que técnicamente era un amigo suyo. Le llamaban Manuel.

David solamente sabía de ella que continuaba estudiando música. Ahora averiguaría si todavía estaba estudiando en el mismo instituto donde la conoció. Por eso decidió que lo mejor era ir hacía allí, no sin antes rascar las iniciales de la chica, tatuadas en su muñeca izquierda.

***
Esta vez os proponemos un experimento de cohesión y coherencia. Se trata de escribir tres textos breves, que pueden quedar inacabados, y mezclarlos. Uno de ellos como máximo puede no ser vuestro, pero deberá estar bien referenciado. Podéis utilizar una lógica interna para combinar los textos, o no. Podéis dar alguna pista tipográfica al lector para que identifique las piezas por separado, o no. No es un experimento arbitrario: os daréis cuenta al hacer el ejercicio de que la coherencia en un texto es muy importante, y de que a veces perder el control puede ser muy interesante. Los lectores también tienen un reto en esta ocasión.

He escogido un trozo de un poema del último libro de Loreto Sesma, Amor Revólver y unos textos que formaban parte de dos intentos de novela que nunca terminé de escribir.

Gracias por participar. Recuerda pasarte por el ejercicio de Adri en Billete de cercanías y el de Jen en Quiero ser como Maude. Si tenéis alguna duda del funcionamiento del ejercicio, podéis contactar mediante el correo electrónico: colectivodetroit@gmail.com

Instrucciones para participar:

1. Leer el “enunciado” del ejercicio.
2.Interpretar el “enunciado” del ejercicio libremente
3. Escribir lo que te sugiera
4. Publícalo en tu espacio
5. Cuéntanoslo para que podamos enlazarte tanto en los comentarios como por las redes sociales.
6. No olvides usar el hashtag #ColectivoDetroit, y disfrutar la participación al máximo. 

domingo, 25 de diciembre de 2016

Ayshel en diciembre: día 25


Ya estoy aquí con las manos frías, para intentar explicar mi ausencia. Como no tengo excusa, ni la formulo. Bueno sí, lo admito, he tenido trabajo y un poco de cansancio. Algún que otro susto y ganas de abrazar a mis seres queridos, que el abrazo fuera eterno.

Tengo planes pendientes, así que no me parece sensato mirar el futuro con mala cara y con mis más y mis menos, surgen mi ilusión y mis ganas.

Me siento esa fracasada que asume la derrota como algo que ya forma parte de ella y por eso sabía que no escribiría durante 31 días. Sin embargo, estas últimas semanas, espero estar por aquí.

***
Hola a todos, soy Ayshel y padezco hipergrafía.

O al menos lo simularé, durante un mes, diciembre, el que siempre es feliz para mí. Para que no deje de serlo y para que la palabra escrita sea lo único que me alivie en caso de curvas. 31 días para hablaros de mis demonios personales y de mis pasiones más intensas. 31 días para que os sintáis reconfortados, soñando sobre el agua.




Image and video hosting by TinyPic

martes, 6 de diciembre de 2016

Ayshel en diciembre: día 6

He vuelto a la biblioteca de notas.
Lo esperaba desde hace más de un mes.
Me he sentido demasiado bien.
Creo que puedo seguir tocando,
que todo no estaba tan perdido.

He vuelto a mi biblioteca de notas.
Para tomar mi instrumento, mis partituras,
mis ambiciones y mis sueños.
Creo que me voy a llevar mi saxo a casa,
creo que puedo seguir tocando,
que nada está perdido.









***
Hola a todos, soy Ayshel y padezco hipergrafía.

O al menos lo simularé, durante un mes, diciembre, el que siempre es feliz para mí. Para que no deje de serlo y para que la palabra escrita sea lo único que me alivie en caso de curvas. 31 días para hablaros de mis demonios personales y de mis pasiones más intensas. 31 días para que os sintáis reconfortados, soñando sobre el agua.
Image and video hosting by TinyPic

Ayshel en diciembre: día 5

Las canciones apropiadas en el momento justo.
Ya me estaba durmiendo, junto a Little cousin, que ganó a la que se duerme nada más pisar el sofá, que también estaba allí. Asimismo, el que siempre aguanta hasta el final de la emisión tenía los ojos como búhos, y yo tan adormecida.

Me desperté cuando en el capítulo de Merlí, el padre y el hijo Bergeron paseaban por el Tibidabo, porque estaba sonando una canción de Txarango "Compta amb mi".

Día 5 y todavía llueve. Habrán más canciones en el momento oportuno, pero hasta la fecha, me quedo bailando bajo mi propio paraguas mientras me sugieren que cuente con ellos.

***
Hola a todos, soy Ayshel y padezco hipergrafía.

O al menos lo simularé, durante un mes, diciembre, el que siempre es feliz para mí. Para que no deje de serlo y para que la palabra escrita sea lo único que me alivie en caso de curvas. 31 días para hablaros de mis demonios personales y de mis pasiones más intensas. 31 días para que os sintáis reconfortados, soñando sobre el agua.

domingo, 4 de diciembre de 2016

Ayshel en diciembre: día 4

Colectivo Detroit: Writer Igniter

No era posible que esa repostera hubiera llamado mi atención. Ahora el pastel de manzana envenado jamás podría llegar a su prometido. Ese chico larguirucho y con la nariz en punta que había destrozado mi infancia, parte de mi adolescencia y mi carrera profesional. Ese que aunque intentaba evitarlo a toda costa siempre conseguía dejarme aislado, como en esa casa flotante y rodeada de mar en la que me había tocado vivir, porque ser el niñero de sus sobrinos, era el único trabajo que me permitía llevarme algo a la boca.

En un primer momento vi una gran oportunidad para vengarme, de hecho en numerosas ocasiones pensaba en cual sería el veneno menos reconocible y al mismo tiempo, el más letal. Pero ahora, con mi nueva condición de enamorado de su futura mujer, pensé que un beso podría doler mucho más que una muerte rápida. Sobre todo teniendo en cuenta que si cumplía con mi cometido, la mujer de azúcar, se desvanecería ante mí.

***

El reto de esta semana no lo proponemos nosotras, lo dejamos todo en manos de las máquinas, con casi el total convencimiento de que hay labores que solo las mentes humanas son capaces de realizar. 

Haz clic en el siguiente link: http://diymfa.com/writer-igniter
A continuación haz clic en : shuffle
La web te proporcionará un personaje, una situación, un elemento de utillaje, y un "escenario". 

Haz una captura de pantalla y pégala con el texto que has creado. Podéis "interpretar" las propuestas del Writer Ignater. Por ejemplo, si en setting el Writing Ignater propone un Castillo Rococó, tal vez prefiráis interpretarlo como un loft caro redecorado con antigüedades en la Plaza Mayor de Madrid. 

Veamos las alocadas propuestas. Aquí la de Adri: https://billetedecercaniaswordpress.com/2016/11/22/colectivo-detroitwriter-igniter/ y también la de Jen: http://quierosercomomaude.blogspot.com.es/2016/11/colectivo-detroit-writer-igniter.html Animaos a participar y no olvidéis compartir y hacer correr la voz. 

sábado, 3 de diciembre de 2016

Ayshel en diciembre: día 3

Hoy os cuento cosas bonitas. Ahora tengo casi veinte años, así que me toca soplar velas. Ese trabajo en el que podría ser profesional. Encencerlas y apagarlas y seguir pronunciando infinitos deseos, que espero que este año se cumplan.

Igual que ayer, hoy estaré con las Chicas y además también estarán Las Sinsombrero. Y nos volveremos locas, aunque nunca necesitemos volvernos, ya lo estamos. Ayer, las Chicas me dieron la libreta, nuestra libreta. Nunca había pensado que la llevaríamos a tan inesperado registro, me sigue sorprendiendo lo que un simple cuaderno puede llegar a significar para nosotras.

¿Me pesan mis 19? En realidad, no. El único problema es que el número no me gusta nada pero por lo demás, creo que los estoy viviendo bien y ya puedo estar agradecida por ello.

***
Hola a todos, soy Ayshel y padezco hipergrafía.

O al menos lo simularé, durante un mes, diciembre, el que siempre es feliz para mí. Para que no deje de serlo y para que la palabra escrita sea lo único que me alivie en caso de curvas. 31 días para hablaros de mis demonios personales y de mis pasiones más intensas. 31 días para que os sintáis reconfortados, soñando sobre el agua.

Image and video hosting by TinyPic

viernes, 2 de diciembre de 2016

Ayshel en diciembre: día 2

Ah, distinctly I remember it was in the bleak December,
And each separate dying ember worught its ghost upon the floor."
The Raven, Edgar Allan Poe

Mis noches están siendo perturbadoras. No es culpa del frío de diciembre, porque las gruesas mantas siempre son un alivio.

La culpa fue de mi maldita alma, porque va más allá de mi lógica durante el día. Ella decide crear historias catastróficas que se alimentan de los rayos de luna y derriten mis acaramelados sueños y los convierten en materia gris. Y todavía duele, me duele. Y todavía, me cuesta un poco dormir.

Pienso en que me duelen los pulmones, la espalda aunque quizás lo que más grave esté, sea mi corazón.

Y todavía espero que deje de doler. Y todavía, espero que me cueste un poco menos, dormir.

***
Hola a todos, soy Ayshel y padezco hipergrafía.

O al menos lo simularé, durante un mes, diciembre, el que siempre es feliz para mí. Para que no deje de serlo y para que la palabra escrita sea lo único que me alivie en caso de curvas. 31 días para hablaros de mis demonios personales y de mis pasiones más intensas. 31 días para que os sintáis reconfortados, soñando sobre el agua.
Image and video hosting by TinyPic

jueves, 1 de diciembre de 2016

Ayshel en diciembre: día 1

He comido mucho turrón de chocolate. Me lo recomendó una chica que hace vídeos y no me arrepiento de mi repentina adicción, aunque en mi acogedor hogar nunca falta de eso. También he saboreado las uvas prohibidas, esas que solo se toman una vez al año, de esas que falta poco por engullir.

El diciembre se ha despertado con aires de calma, lo que supuestamente viene después de la tormenta. Porque un noviembre descarado nos ha mojado hasta las entrañas, y no ha tenido misericordia con nadie.

Hoy lo he intentado con Class Enemy de Nigel Williams. Igual que ayer, igual que mañana. La que yo llamo, la sexta obra de teatro por leer, no se ha dejado. Y eso, que pensaba que todo iría bien después de que creyera haber comprendido Waiting for Godot.

Después de la tormenta viene la calma, y espero que venga para quedarse, no soportaría el dolor de una nueva borrasca.

***
Hola a todos, soy Ayshel y padezco hipergrafía.

O al menos lo simularé, durante un mes, diciembre, el que siempre es feliz para mí. Para que no deje de serlo y para que la palabra escrita sea lo único que me alivie en caso de curvas. 31 días para hablaros de mis demonios personales y de mis pasiones más intensas. 31 días para que os sintáis reconfortados, soñando sobre el agua.

Image and video hosting by TinyPic

jueves, 17 de noviembre de 2016

Colectivo Detroit: Tercer piso, puerta 17


En la calle Carlos III número 15, viven muchos jóvenes.

María en la planta 0, que le gusta escuchar 25 de Adèle mientras su compañera de piso piensa que la artista lo dio todo en 21 y que 25, le sabe a poco.

Si subimos un piso más arriba, medio pasillo está ocupado, mientras que la otra parte, se llena durante los fines de semana. Siete chicos y una chica conviven, o al menos, lo intentan.

El segundo piso es el más caótico y desolador. En la puerta 9, 9 litros de alcohol. En la puerta 10, 10 kilos de desilusión. En la puerta 11, le faltan 1'1 metros de compañía, la de un hijo suyo.

Una joven con un perro  cuentan las pocas escaleras que les faltan para llegar a su piso. Su apartamento de 100 m2 donde reside su otra mitad. Tercer piso, puerta 17.


                              ***

El ejercicio de esta semana es un estudio sobre las cifras y la cantidad. Sobre la unión de letras y números. Os proponemos la redacción de un texto breve, de temática libre, que incluya una referencia numérica en cada una de las oraciones que lo compongan. Además de las cifras, también se podrán utilizar adjetivos indefinidos cuantitativos, es decir, que expresen una cantidad aunque de forma imprecisa. Y números ordinales. Y números romanos si son necesarios.

 ¿Qué habrán escrito Jen en Quiero ser como Maude y Adri en Billete de Cercanías

Gracias por participar. Recordad que podéis encontrarnos en colectivodetroit@gmail.com 


Ya sabéis de sobra las instrucciones para participar:
1. Leer el “enunciado” del ejercicio.
2.Interpretar el “enunciado” del ejercicio libremente
3. Escribir lo que te sugiera, usando cifras y cantidades
4. Publícalo en tu espacio
5. Cuéntanoslo para que podamos enlazarte tanto en los comentarios como por las redes sociales.
6. No olvides usar el hashtag #ColectivoDetroit, y disfrutar la participación al máximo.

lunes, 31 de octubre de 2016

Colectivo Detroit: Personificando a un cartón.

Creo que hoy, tendré la oportunidad de encontrar pareja. Los humanos son verdaderamente estúpidos, nunca les importa un trozo de cartón como yo, pero cuando hay que comunicar un mensaje que consideran imprescindible, me rallan, me cortan y me llevan en sus hombros como su mayor posesión. Por suerte, he quedado guapo. Todavía me acuerdo del desastre que le hicieron a mi tía Cartulina, le pusieron un mensaje lleno de faltas de ortografía.

Los humanos siempre hacen lo mismo, se les ven las intenciones a kilómetros. Ahora me llevarán al aire libre, donde por suerte conoceré a más gente de mi especie. Cuando todos las personas se aplasten entre multitud de cartones y cartulinas, tendré oportunidad de pasar a la acción y de hablar con alguna pancarta con letras fosforescentes. Son encantadoras.

Espero que no llueva.

Resultado de imagen de pancarta mani

Fuente
                                        ***
Esta semana os proponemos crear una personificación. En otras palabras, dar voz a algo que no la tenga o sea ininteligible. Podéis elegir un espacio, lugar, objeto, animal: el Corte Inglés, los calcetines de tu ex, el periquito del vecino. Y ya está, no tenemos más condicionantes.

Requisitos:

- Narrado en primera persona
- Que el texto no sea la voz / pensamiento de un ser humano.

Ya sabéis de sobra las instrucciones para participar:

1. Leer el “enunciado” del ejercicio.
2.Interpretar el “enunciado” del ejercicio libremente.
3. Escribir lo que te sugiera. Protagonizado por un ser inanimado.
4. Publícalo en tu espacio.
5. Cuéntanoslo para que podamos enlazarte tanto en los comentarios como por las redes sociales.
6. No olvides usar el hashtag #ColectivoDetroit, y disfrutar la participación al máximo.


No olvidéis que podéis escribirnos a colectivodetroit@gmail.com con dudas, propuestas, historias... Volveremos el 8 de noviembre. De momento, no dejéis de leer el ejercicio de Adri en Billete de Cercanías, el de Jen en Quiero ser como Maude y el de Noelia en La chica del pelo rojo.


miércoles, 19 de octubre de 2016

¿Qué estoy escuchando? #4

Como me encanta esta sección de recomendaciones musicales, os presento esta entrada, dedicada a las canciones que están convirtiéndose en mi otoño:

1. Don't Look Back in Anger de Oasis.
Tengo que reconocer que conocí este tema a final del verano y que el principio recuerda descaradamente a Imagine de John Lennon. Eso sí, siempre que empieza el estribillo me siento obligada a gritarlo. Posiblemente, la frase de "so I start a revolution from my bed" es la que más aprecio de toda la canción.





2. People Always Look Better In The Sun de Soko y June de Genry Gene.
Conocí ambas canciones por un vídeo del canal de Etheriel. Las dos se asemejan bastante al concepto de música indie que en este último año tanto me ha abstraído. También las relaciono bastante con el otoño, pues son muy relajantes y están acorde con esta época más introspectiva.



3. Heaven Knows I'm Miserable Know de The Smiths.
 Quizás no hubiera sabido de la existencia de este tema de The Smiths si no hubiera sido por el ejercicio que Adriana (@hadripv) hizo para el #ColectivoDetroit de esta semana. Creo que me he aficionado a esta canción porque tiene un sentido especial con la última frase de su ejercicio.


También este otoño he escuchado Le métèque de Georges Moustaki que es una canción que suelo ubicarla entre el verano y el otoño pero ya he hablado bastante de ella aquí:
Image and video hosting by TinyPic
¿Qué estoy escuchando? #2
Colectivo Detroit: Le métèque de Georges Moustaki




sábado, 15 de octubre de 2016

Colectivo Detroit: Le métèque de George Moustaki


Veinticinco años después, con barba y camisas anchas, él le esperaba. Ambos se conocieron con quince años, él ya llenaba plazas con su voz, pero eso no fue el motivo de su primer encuentro.
 Sino una excursión, más allá de las imaginarias fronteras que dividen el mundo.
 Su amigo tenía grandes esperanzas, especialmente una, aquella que le contaba día tras día, desde que se vieron las caras: quería vivir en un mundo en el que la procedencia, no fuera objeto de burlas.

Cuando volvieron a verse, él era mucho más extranjero. ¿Acaso era posible sentirse un desconocido, en su propio cuerpo? Por lo visto, sí lo era. Hacía tiempo que ya no brincaba en los escenarios y que la vida en soledad, le había borrado su sonrisa. El encuentro se produjo en el hipotético país de él.

-Gracias por haberme esperado, todo este tiempo.-dijo su amigo.
-Gracias por haberte decidido a venir, te necesitaba. Ya sé que la procedencia, el lugar y las fronteras, te traen sin cuidado, pero necesito tu ayuda. Verás... Después de todo este tiempo...
-Veinticinco años.
- Sí, veinticinco años y no has cambiado nada. Sin embargo, ya me ves... No logro reconocerme en el espejo, he cambiado tantísimo. Ya no soy lo que era.
-¿Quieres decirme que te sientes intruso de ti mismo? Esto es muy grave. Menos mal que se te ha ocurrido llamarme. Esto se soluciona rápido.

Y entonces, los dos pisaron todos aquellos lugares que habían pisado la primera vez y se podría decir que su amigo, el extranjero fue el único que le enseñó a encontrarse, y que lo consiguió.

***
Volvemos a investigar sobre la relación entre música y literatura. Esta vez, el ejercicio consiste en escoger una canción, estudiar su letra, y escribir una breve reinterpretación. Cuanto más alejada esté del significado original de la canción, al menos el que hayamos entendido/conozcamos, mejor. Un poco lo que hicimos con las obras de arte en un ejercicio anterior.

Es un ejercicio completamente libre, sin restricción de longitud o sintáctica alguna.

He elegido la canción Le métèque de Georges Moustaki porque además de que me transmite muchas sensaciones, de hecho ya hablé de ella el año pasado
tiene un mensaje que nunca deberíamos olvidar: todos somos extranjeros más allá de la frontera imaginaria de nuestros países, pero ante todo, somos personas destinadas a compartir buenas experiencias, unidos.

Mi interpretación se basa en dos personajes que se sienten extranjeros: el primero cumple con el significado que le da Georges Moustaki, pero el segundo, no reconoce su cuerpo y por eso también se siente un forastero, en este caso, de sí mismo.

Esperamos que disfrutéis este ejercicio tanto como nosotras :) No dejes de visitar el ejercicio de Jen en Quiero ser como Maude, el de Adri en Billete de cercanías, el de Noelia en La chica del pelo rojo y el de Bea en Cuervo albino.
Las instrucciones:

1. Leer el “enunciado” del ejercicio.
2.Interpretar el “enunciado” del ejercicio libremente.
3. Escribir lo que te sugiera. Inspirado en una canción.
4. Publícalo en tu espacio.
5. Cuéntanoslo para que podamos enlazarte tanto en los comentarios como por las redes sociales.
6. No olvides usar el hashtag #ColectivoDetroit, y disfrutar la participación al máximo.

jueves, 6 de octubre de 2016

Colectivo Detroit: Com serà Cecília?

Cecília es nombre de mujer en catalán. Como también son mujeres sus amigas Natàlia o Aloma, aunque este último, sea un nombre mucho más simbólico. Todas ellas son heroínas en una vida donde lo único bonito es como la madre de todas ellas, Mercé Rodoreda,  piensa en la parte menos turbia de sus historias.

  Fuente         
De Cecília solo sé, que estaba en el carrer de les Camèlies. Que era un bebé sin padres. Que tal vez permanecía sola, por quienes eran ellos. Que ya de bebé tenía una mirada risueña y graciosa, y que su amor a la vida resultó su salvación.

El futuro, será malo y doloroso para ella. Pero siempre le gustará la música, que querrá escuchar, mientras tiene una camisa con los botones cosidos. Será inocente pero no ilusa. Y de esa manera, nunca le engañarían. O quizás sí.

Lo que está claro de Cecília es que será una mujer, que en el pasado estuvo sola. Será una mujer que siempre podrá comprender, que se ha hecho a sí misma y que las riendas de su vida, le pertenecen. Serán por y para ella. Sin medias tintas. Sin ningún 
tipo de dudas, pero sintiendo demasiado dolor.

                                                                                                        
+++

El reto que os proponemos esta semana es escribir un texto SIN verbos dinámicos. Por verbos dinámicos entenderemos todos aquellos que impliquen semánticamente un movimiento (correr, zarandear, ir, venir, …)

Por lo tanto, nuestro texto deberá estar escrito empleando exclusivamente verbos estáticos/estativos ( ver, brillar … ). Se trata de salir otra vez de ese sillón cómodo y descubrir qué podemos llegar a escribir ante tales dificultades. 

Aquí tienes unos ejemplos que pueden servirte de ayuda:

http://www.ejemplos.co/20-ejemplos-de-verbo-de-estado/ 

No es imposible, mira lo que ha escrito Adri en Billete de cercanías. También Jen ha hablado sobre una chica en Quiero ser como Maude . Y también el de Noelia en la chica del pelo rojo.

He pensado que los textos de tipo descriptivo se dan más a utilizar verbos estativos. He escrito un texto de estas características porque no quería hacerlo más difícil, pero he escogido la descripción de un personaje literario que todavía no conozco, es Cecília Ce de El carrer de les Camèlies de Mercé Rodoreda. Obviamente mi Cecília será un personaje diferente del de la historia, pero he intentado que se parezca al máximo, a una heroína Roderiana.


Anímate a participar otra semana más, además ya te sabes las instrucciones:

1. Leer el “enunciado” del ejercicio.
2.Interpretar el “enunciado” del ejercicio libremente.
3. Escribir lo que te sugiera. Pero sin verbos de acción.
4. Publícalo en tu espacio.
5. Cuéntanoslo para que podamos enlazarte tanto en los comentarios como por las redes sociales.
6. No olvides usar el hashtag #ColectivoDetroit, y disfrutar la participación al máximo.

martes, 4 de octubre de 2016

Metas en la vida (with a scientist).

Como el Colectivo Detroit de Jen y Adri de  esta semana se publicará a las 22:00, me tomo un tiempo para contaros lo que me planteé hace ya algunas semanas.

Venía en el autobús de vuelta de un concierto con una oboísta que es científica y, después de hablar sobre variados temas, llegamos a ponernos existencialistas. Hablamos sobre nuestras perspectivas de vida, sobre nuestro lugar en el mundo. Un querido amigo llamado Charlie, decía que no podemos elegir de donde venimos pero sí adónde vamos.

No sé con qué empezó esta conversación, pero se  me sorprendió la capacidad de mi acompañante en definir su meta en la vida. Quiere estudiar física, para solucionar el problema de la pobreza energética en el mundo. Su aplomo me maravilló y no os contaré su plan para hacerlo, porque ella seguro que lo definiría y comentaría mejor, pero me hizo plantearme, de manera estricta, mi meta en la vida.

Siempre he pensado que quería ser profesora de inglés en el futuro, pero de ahí a pensar que ese era mi objetivo vital, todavía quedaban unas cuantas reflexiones por hacer. En fin, me alegro haberme encontrado con mi amiga científica porque me ha salido a la luz, algo que pensaba desde hace un tiempo, pero en lo que nunca había caído de esa manera tan nítida.

He aquí mi meta en la vida (poco original, idealista y irrealizable): FORMAR ALUMNOS, MEJOR DICHO FORMAR PERSONAS AUTÓNOMAS Y CREATIVAS, PARA QUE PUEDAN CONOCER CON MIRADA CRÍTICA, EL DESORDENADO MUNDO QUE NOS RODEA.

¿Sorprendidos? Sé que no soy la primera en tener esta meta en la vida. También sé que un mazazo de realidad puede hacer añicos en milésimas de segundo mis aspiraciones. Pero bueno, la parte positiva de que mi idea ya se haya descubierto, es que muchas personas creen en esto. y podemos ayudarnos los unos a los otros.

Por una educación que centre sus prioridades en algo más aparte de la memoria.



Comentad lo que os ha sugerido esta entrada y sí también, compartís aunque solo sea un poco, algo de lo que digo.

Image and video hosting by TinyPic

martes, 27 de septiembre de 2016

Colectivo Detroit: Txarango, La oreja de Van Gogh y el primer dia de mi vida. Y una chica.

TXARANGO SOM UN RIU


Em passava els dies amb tu. Et volia. T'amava
Tocaba contigo, me enseñabas a tocar mi propio instrumento, eras un genio de hacer las notas sonar, y de hacerme soñar.
Me enseñaste a vibrar mi saxo y eras alguien, con quien siempre podría estar.
Todos me miraban, mal. Qué fresca esa chica, todo el día sentada en sus largas piernas. Qué rastafari, qué perroflauta

També m'ensenyares totes les cançons que debia conéixer, m'ensenyares a queixar-me amb la música. La cançó protesta, i els missatges d'esperança. Sempre estàvem a la mateixa classe a l'escola de música de la ciutat, tu i moltes més xiques. I els teus amics que fumàven herba. I l'herba que, finalment començares a fumar i jo, et vaig seguir.

LA OREJA DE VAN GOGH LA PLAYA














Todos me decían que eso no duraría, que solo conseguiría una amistad. Quizás no quería más. Convertirme en tus solos, tocar tu soprano con mi saliva y que tu saborearas mi agua dulce, pero sin compromisos.

Todos me decían que nada iba a salir bien. Demasiadas chicas detrás. Demasiados porros detrás. Demasiadas historias detrás, hirientes para que yo escuchara algo. Y, en ese verano, tus amigos, el gamberro de la pandilla y yo, como única chica en la playa, desee obtener el amor que creía merecer. Y me topé con el acantilado y con un mar en calma, que hizo que desaparecieras de mi vida.


FIRST DAY OF MY LIFE BRIGHT EYES



Ahora, es el primer dia del resto de mi vida. Sigo llevando pantalones anchos y de colores llamativos. Sigo comprándome zapatos feos, de esos de montar a caballo, pero para vestir día a día.


Pero hoy salgo de casa, porque la heterosexualidad se me queda pequeña. En una habitación ajena, le acaricio la cara a una niña, muy diferente a mí. No es hippie en ningún aspecto. Es una pija. Es una pija con la que me peleo día a día. Pero que nunca me ha dicho que no.


***
La música es un elemento que puede resultar muy útil durante el proceso creativo. Muchas veces, para mejorar la concentración, he empleado música. En ocasiones me ha ayudado a alcanzar "el ambiente", o el ritmo, que un texto en particular requería. Sin embargo, nunca he hecho lo siguiente:

El ejercicio de esta semana consiste en escoger de 3 a 5 canciones sin pensarlo mucho. Elegir el orden de reproducción que más nos gusta, o atrevernos con el aleatorio. Coger papel y boli, o abrir el archivo de Word. Cuando le deis al PLAY, empieza vuestro proceso de escritura. Y acaba en cuanto se acaben las canciones que habéis escogido. ¿De qué vais a escribir, os va a dar tiempo a cerrar el texto, o quedará inacabado? Eso lo descubriréis una vez finalizado el ejercicio. El único requisito esta vez, como durante el ejercicio del trayecto: el tiempo de escritura se acaba cuando la música deje de sonar (y se entiende que escogemos pocas canciones para llevarnos al límite de nuevo. La realidad del ejercicio es esa: tendréis poco tiempo ;)).

En mi caso, tuve aproximadamente 16 minutos. Y escogí estos temas:
Pacific Coast Highway de Kavinsky
HDA (Historia del Arte) de Las Bistecs
Detrituts de Keluar
Offertorium de Zbigniew Preisner


Estamos ansiosas por ver vuestra selección y leer vuestro texto (la rutina no me deja últimamente demasiado tiempo para el Colectivo, pero leo todos los ejercicios). De momento, os remito al texto de Adri en Billete de cercanías y al de Jen en Quiero ser como Maude. Y os recuerdo que podéis contactarnos en colectivodetroit@gmail.com 

¡Gracias por participar y hasta el próximo martes!

Y ahora las instrucciones habituales. 
1. Leer el “enunciado” del ejercicio.
2.Interpretar el “enunciado” del ejercicio libremente.
3. Escribir lo que te sugiera. Pero con música de fondo.
4. Publícalo en tu espacio.
5. Cuéntanoslo para que podamos enlazarte tanto en los comentarios como por las redes sociales.
6. No olvides usar el hashtag #ColectivoDetroit, y disfrutar la participación al máximo.



Image and video hosting by TinyPic

sábado, 24 de septiembre de 2016

Colectivo Detroit: Uniformidad sin la u.



Estoy harta de ser el patrón siempre repetido y por eso, manifiesto mi descontento, en este mismo espacio. No me apetece vestir como los demás. No me apetece estar obligada a llevar camisas, pantalones y zapatos incómodos. Y menos me divierten las camisas siempre por dentro, llevar las más "femeninas" faldas. Y, además de calzarme con tacones: llevar  medias. Con ellas, mi pie, al final del día, es bañera o piscina.

Pensándolo bien, hay motivos para pensar así:

-Nos importa a demasiados, ser solo 1.
-Dicen que es más estético.
-Si no se hiciera, cada 1 iría como le diera la gana.
-Siempre ha sido así, al menos para trabajos y formalidad.

No me parece bien. La ropa de este estilo es molesta de por sí y todavía me parecen peor los estrictos, esos obligan sin sentido, para fastidiar. Ellos no obtendrán nada a cambio.

Todo este patrón que siempre se repite, ese patrón que siempre repito, soy yo también.
Hoy toca vestirme de entierro, camisa negra con ciertos ornamentos bonitos.
 Posiblemente, hoy le toque a la camisa, ir por dentro.


***

El reto de esta semana vuelve a hacer un guiño a OuLiPo. 
Esta vez el único requisito es prescindir de una letra en vuestro texto. Lo cierto es que como está chupado escribir un texto sin W, hemos decidido que la letra sin la que trabajaremos ha de ser una vocal (a e i o u ): elegid a la que más rabia le tengáis. 

En mi caso he escrito un texto crítico sobre un tema que me lleva cabreando en estos días sin la U. Adri ha escrito una receta de cocina sin la letra I (e Y cuando en conjunción). No te pierdas su ejercicio en Billete de Cercanías. ¿De qué letra se ha privado Jen?
 Lee su texto en Quiero ser como Maude.
Lee también el texto de Paula
Y el texto de Reportera Literaria
Y el de la Lectora del sillón
Y el de la Chica del pelo rojo

Y ahora las instrucciones habituales. Recuerda que puedes contactar con nosotras en colectivodetroit@gmail.com

1. Leer el “enunciado” del ejercicio.
2.Interpretar el “enunciado” del ejercicio libremente.
3. Escribir lo que te sugiera. Pero sin usar una vocal de tu elección.
4. Publícalo en tu espacio.
5. Cuéntanoslo para que podamos enlazarte tanto en los comentarios como por las redes sociales.
6. No olvides usar el hashtag #ColectivoDetroit, y disfrutar la participación al máximo.



domingo, 18 de septiembre de 2016

Colectivo Detroit: Así en la tierra como en el bus.

El trayecto se alarga más de lo habitual, pero no por error, ni por desgracia, solo por compartir un rato con una amiga.

Cojo el bus, sudada y acalorada por el mediodía. El conductor me habla de vos. Argentino, tal vez. Nos voseamos y le confundo respecto a mi destinación, o me confunde él. El carro arrancará a las 14:20 y cuando este arranque, no podré seguir escribiendo. Me marearé al instante y la salud, siempre debe ser una prioridad.

Se levantan las barras de seguridad de la estación de autobuses. Ya está en marcha. Noto las turbulencias del coche gigante y las incómodas curvas, los innecesarios semáforos y las rotondas. Voy en primera fila, dudo que me maree. Vamos a darle una oportunidad. Todo sea por el Colectivo Detroit.

 Un cielo azul descolorido y una antigua tienda de chucherías ya cerrada, me acompañan. También una torre, que es un monumento importante de la capital del Turia. Una radio, que habla en el bus en valenciano, curiosamente. Una ilusión que dura diez segundos, después vuelve el castellano. Ni tengo malestar, únicamente hambre.

Por fin, música en la radio. Pop inglés. Bueno, siendo más papistas que el papa, no estoy segura: no conozco a la cantante ni la canción. Qué allá en el otro mundo, en vez de infierno encuentres gloria, cantan, pero es un anuncio. Ahora Melendi, mientras un vacío autobús se rellena, entero y de arriba a abajo, mientras Melendi se queja del amor. Ya tengo el nombre de la canción: Barbie de extrarradio. Me olvidaré de tu amor de garrafón. Cuando empieza un trozo cansino de autopista, el cachondo conductor saluda al bus que realiza el mismo camino, pero a la inversa.

Queda poco. No me he mareado, todavía. Será que el bus, huele poco a bus. Y entonces, la entrada a mi ciudad en graffiti: benvinguts a tot un poble en moviment. Ahora dejo el móvil, tengo que coger la mochila y bajar en el acto. Gracias por acompañarme en mi maldita rutina.

                                                                       ***


Esta semana os proponemos redactar un texto breve sobre un trayecto. Puede ser un viaje a la otra punta del mundo, o el paseo de casa al trabajo. Puede ser un suceso puntual que hayáis presenciado en el tren o en el autobús, puede ser sobre los desconocidos que os encontráis todos los días en el metro. Puede ser una proyección astral, o un viaje espiritual. 

Sin embargo, esta vez, lo importante es que vuestro texto sea realizado durante un trayecto real. Esta semana el experimento consiste en dejar nuestro escritorio, o nuestra mesa favorita en aquel bar, y ver qué pasa cuando escribimos "sobre ruedas".

El 7 de septiembre al salir del trabajo a las 8, me subí al H10 que pasa por la calle Valencia a las 20:15. Terminé el borrador de este cuento que habéis acabado de leer a las 20:38 (al destino llegué poco después).

Evidentemente el borrador ha pasado por varias revisiones. Pero la creación se dio en ese autobús rodeada de gente. Si alguien se sube a un autobús, tren, metro, coche, taxi, etc. y no termina su texto, puede publicarlo inacabado, o añadir un final en casa, que recomendamos marcar en rojo.

Si alguien necesita algún tipo de aclaración más, por favor, no dudéis en contactarnos encolectivodetroit@gmail.com 

Gracias. Y recordad lo que dijo Rodchenko: "Nuestro deber es experimentar". 

Y ahora las instrucciones. No olvidéis pasar por Billete de cercanías y leer el ejercicio de Adri. 

1. Leer el “enunciado” del ejercicio.
2.Interpretar el “enunciado” del ejercicio libremente.
3. Escribir lo que te sugiera. Pero subidos en un transporte. 
4. Publícalo en tu espacio.
5. Cuéntanoslo para que podamos enlazarte tanto en los comentarios como por las redes sociales.
6. No olvides usar el hashtag #ColectivoDetroit, y disfrutar la participación al máximo.