jueves, 31 de diciembre de 2015

ESPECIAL 2015: Una carta al año.


En tu último día, hablaré de ti. Bueno, en realidad, hablaré de mí. Lo contaré todo, absolutamente todo lo que me has hecho pasar este año. Así que, perdona mi sinceridad en caso que esta pueda llegar a ofenderte.

Siempre te recordaré como un año con final agridulce. ¿Por qué has sido tan duro con mi propia familia?¿Por qué has tenido que recordarme que crecer es responsabilizarse de los problemas? Antes, podía permitirme el desaparecer pero no, como sobrina tenía que estar presenciando un momento triste. Mis dieciocho años, me pesan.













                                                                                                Fuente


No obstante, me has ofrecido un año de éxitos. Me siento triunfadora porque mis objetivos a base del trabajo se han cumplido con creces. También me has regalado la amistad verdadera, que no había conocido en demasiadas dosis durante mi vida.




También has sido un año de descubrimientos, porque por fin, he podido dejar de lado mis dudas para asegurarme que me gusta aquello que estudio y que ha sido una gran decisión elegir la filología.

Por último, me has deleitado con un día fantástico, mítico que para mi tendrá relevancia histórica en mi vida, la segunda boda de mis abuelos, personas que durante el día a día, me hacen creer en el amor verdadero.
Roald Dahl and Patricia Neal on their wedding day.:



Image and video hosting by TinyPic































Fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario