lunes, 26 de octubre de 2015

Maldita iatrofobia, me obligas a dedicarte una entrada en OCTUBRE
















Pensando en octubre, me doy cuenta que me apetece disfrutar del frío y de la lluvia. Lo echaba tantísimo de menos...
La lluvia me gusta, no sólo porque siempre me ha gustado, pero que él fuera tan amable de hacerme cobijo bajo su paraguas, me hace pensar que ser una despistada compulsiva, no es tan malo.
Landscape, Landscapes, Beautiful Landscape, Animated Landscapes, Keefers Photo: This Photo was uploaded by Keefers_. Find other Landscape, Landscapes, B...



Fuente

Me siento bien, porque por fin a mis ya casi dieciocho años, he encontrado gente con quien compartir.  Gente con quien rio a gusto de las excentricidades de los doctores de mi carrera, gente que solo veo de vez en cuando pero se agradece el encuentro y gente, que simplemente está ahí y solo por eso ya merece la pena.

Estoy convencida que lo que estudio me gusta y, aunque mi sitio pudiera haber estado en otra parte, por ahora estoy convencida que mi pasión por la filología es lo suficientemente fuerte para enfrentarme a ella con firmeza, con valentía.

Green Eyes Day of the Dead Art by Melody Smith by UrbanArtByMelody, $20.00: Pero, la iatrofobía...es otra cosa. Absurda sí, pero peor en estos momentos. Cada vez el peso de la culpa y mis ganas de pasar a la acción, son mayores. Tengo que decidir y me siento como Hamlet en su tragedía cuando la leí el año pasado: "to be or not to be, that is the question". Me debato entre cumplir mi deber moral, que más bien sería lo que debería hacer por salud y los prejuicios que tengo en relación a ello y el hecho de hacer algo de lo que luego, pueda arrepentirme.

También está Halloween, esa fiesta que recientemente no tengo tiempo para celebrar pero que me hace recordarme de los que ya no están, y es triste pensar que cada vez hay más.


Sin embargo, sé que mañana será el último día, de la montaña rusa que no deja de subir como diría Augustus Waters en "The Fault in our stars" y, en mi caso, por suerte, la bajada solamente será una diversión.







Fuente


miércoles, 21 de octubre de 2015

En el teatro





Hacía ya tiempo que no iba, al teatro.  El momento en que se abre el telón, la iluminación, los decorados, los actores con sus monólogos y diálogos. Tomar asiento, con amigos y llorar, reír, y disfrutar.

En este caso la obra "Por amor", era más de humor. Un humor negro y ácido, unido con una visión penosa de la vida y del amor. Y me gustó. Soy bastante rarita para las historias de risa, pero sí, me reí a carcajada limpia. Pero las risas de los asistentes eran todavía más exageradas.


Fuente                                                                                            Fuente




Siempre pienso que mi vida podría haber sido espectáculo, que quizás me hubiera gustado estar bañada con las luces. Y, aunque todavía lo hago cuando puedo mediante la música, algún día volveré al teatro...
                               

                                     
                                    Fuente




Image and video hosting by TinyPic


jueves, 8 de octubre de 2015

¿Qué estoy escuchando? #2


En estos días de fiesta que mi querida universidad nos ha ofrecido, hay dos canciones que me quitan el aliento, que me ponen "la gallina de piel" como diría el director de mi banda de música y, por supuesto, no puedo dejar de escucharlas.



1.LE MÉTÈQUE(1968)-GEORGES MOUSTAKI


Avec ma gueule de métèque,                                   
de juif errant, de pâtre grec,     
de voleur et de vagabond,
avec ma peau qui s'est frottée
au soleil de tous les étés
et tout ce qui portait jupon,
avec mon cœur qui a su faire
souffrir autant qu'il a souffert
sans pour cela faire d'histoires
avec mon âme qui n'a plus
la moindre chance de salut
pour éviter le purgatoire









Esta canción, llamada "le métèque" o "el extranjero" se está convirtiendo en esa pieza con que designaría la nostalgia. Me recuerda sin ir más lejos, el año pasado cuando mi profesora de francés la ponía para celebrar la semana de la francofonía, aunque parecía una pieza que a todos nos sonaba muy lejana. Un día de mi apasionante verano, en el coche de mi padre la volví a escuchar y, entonces, todo cobró sentido. Era como pasear por las paredes del instituto en el que realicé el bachillerato. Ahora, la escucho por mí misma porque su letra nos habla sobre aparecer en un lugar en el que no sentimos como nuestro. Ahora mismo, escucharla me reconforta, pues pienso que el instituto ya no es mi sitio pero escucharla es seguir estando allí.

En el blog Corazón de Canción podéis encontrar más información sobre ella.



2.SICÀNIA-RAFAEL TALENS PELLÓ


Esta es la gran obra que hoy mismo interpretaré junto con mi banda.
Suelo saltar de alegría cuando el director de mi banda se decanta por piezas de música valenciana y en este caso, no ha sido una excepción. Sicània, es una gran obra que utiliza el folclore valenciano, las canciones de cuna y es capaz de elevarlo hasta el tamaño de una gran pieza coral que resulta impactante.Es una pieza de cuatro movimientos extensos y, aunque pueda resultar pesada de tocar en determinados puntos nunca dejaré de reconocerla como una grandísima obra que sabe emocionarme sólo con hablar sobre ella.


Image and video hosting by TinyPic