jueves, 3 de septiembre de 2015

Septiembre: de iatrofobia va la cosa


                                            Fuente
                                            Entrada inspirada en las cartas a los meses de Andvari

"Mientras ella escribe en la pizarra 
Él es incapaz de concentrarse 
Ella aparta el pelo de su espalda 
Y a él las matemáticas le arden 
Y por los pasillos 
Ni se miran al pasar 
A ella le da miedo 
Le da miedo el que dirán" 

Septiembre, Melendi

Septiembre, no me dirijo a ti con dulzura y cariño, ni siquiera te saludo. Para mí, hablarle a un mes es taladrarle a voces que le sorprenda, que pasen cosas buenas y malas, sí, también malas. Cuando todo es perfecto, se respira una desagradable y extraña calma. Eso sí, te pido que no me trates demasiado mal, creo que pese a tener una imaginación desmesurada, no me considero una persona con maldad.
Este mes voy a descubrir hasta que punto me afectan uno de mis mayores miedos, la iatrofobia. Lo que más pánico me da de ir al médico, no es descubrir una patología que no creía que tenía o que sospechaba tener, creo que el problema es más de entrañas, mental.  Me da miedo sentirme vulnerable, imperfecta, débil y me da miedo que mi fragilidad pueda verse reflejada en las personas de mi alrededor. También hace sentirme avergonzada, de mí misma porque mi miedo sea una tontería, porque sea algo irracional temer a la cura que sana. No estoy segura, la verdad. Lo que sí sé es que me resulta arduo ser sincera y explícita con mis problemas pero creo escribir y sacar afuera aquello que nos preocupa también es capaz de curarte, y todavía más si eres capaz de compartirlo, bendita catarsis.




Hoy en día, no lo he superado y creo que este temor me acompañará toda mi vida, como un dudoso amigo fiel y por eso, quizás septiembre no será el mes que más me atemorice en este aspecto, por daros una pista, ahora mismo me encuentro en el momento en que Sherlock Holmes, empieza a hacer sus deducciones sobre el crimen acontecido pero cuando todavía no controlas el destartalado y posible final.






Fuente



Pero sé que vas a ser un mes con aires renovadores, eres ese mes que empiezas con ganas de nuevos proyectos, ideas. Siempre hay propósitos imposibles, que yo me prometo. 
Este año, todos me convencen que empezaré una nueva vida, pues en el día catorce de tu mes, empezaré la universidad. Finalmente, he decidido que la filología es la carrera que más me representa, que quiero cumplir un sueño, el sueño de mi vida. Me digo a mi misma que nunca dude, que con aplomo mi decisión es la correcta, que el inglés me encanta pero que no olvide nunca que mi compromiso es con el arte.

Otra cosa que me apetece es conocer mundos, fronteras inalcanzables y allí es donde se incluyen los idiomas. En este punto, aparece el inglés que es mi primera lengua extranjera y el francés que no quiero desprestigiar, pues una de mis mayores amistades surgió a raíz de conocer este idioma. Pero nunca me olvido de mis lenguas, del español con el idioma que escribo ahora y de mi lengua materna, mi cariñoso valenciano. Estudiaré estudios ingleses, sí, pero disfrutaré hablando en miles idiomas distintos

                                                                                                                         
                                                                                                                                                        Fuente

Le hablaría de muchas cosas más a mi septiembre, pero irme por las ramas es uno de mis más apreciados vicios. Sólo le pido fortaleza, que me ofrezca un miedo morboso, un pavor que me estimule y no que me deprima. Que a raíz de este temor surjan ideas descabelladas pero bellas y que sea capaz de afrontar las adversidades con una sonrisa de par en par para que el mundo caiga rendido ante ella. Aunque suene típico, este verano ha sido diferente, este verano me siento diferente y al mismo tiempo, no he cambiado en nada y por eso mis mayores y únicos objetivos son poder regalar amor y esforzarme al máximo para que no pueda sentirme mal, cuando no todo sea color de rosa.


Y ahora, bailemos a ritmo de Earth, Wind and Fire:





Por cierto, estoy haciendo una playlist con las canciones relacionadas con septiembre que escucho.

Image and video hosting by TinyPic

No hay comentarios:

Publicar un comentario